Concurso de Jóvenes Traductores

El pasado miércoles un grupo de alumnas y alumnos de nuestro centro participó en el concurso de Jóvenes Traductores que organiza la Comisión Europea para encontrar los mejores intérpretes de idiomas entre 1.500 concursantes de todos los países de la UE. En el diario El Día de Córdoba nos lo contaban así en su edición del jueves:

En apenas tres meses, Amalia Baicu aprendió a hablar castella­no. Natural de la ciudad de Calarasi, al sur de Bucarest, esta joven de 17 años llegó a Córdoba hace un año y medio y no sabía casi na­da de nuestro idioma. Sin embar­go, durante los meses de verano, y gracias a diversos cursos de for­mación, logró conocerlo. Dada la rapidez en su aprendizaje, los profesores del instituto Gran Ca­pitán la animaron a participar en el concurso Jóvenes Traductores que ayer se celebró en todos los países de la Unión Europea (UE). Convocado por la Dirección Ge­neral de Traductores de la Comi­sión Europea, el certamen pre­tende “dar a conocer la labor de los intérpretes, así como fomen­tar y recuperar el sentido de los traductores”, explicó la profesora de Idiomas del instituto Gran Ca­pitán Ana Moral.

Al concurso de Jóvenes Traduc­tores -en el que también participó el instituto Ángel de Saavedra- se presentaron ocho alumnos, seis de segundo de Bachillerato y dos de primer curso. Para realizar la prueba, los alumnos tuvieron la opción de traducir un texto en cualquiera de los 23 idiomas que se hablan en la UE y pudieron uti­lizar un diccionario específico pa­ra consultar sus dudas. Sin em­bargo, los ocho estudiantes del Gran Capitán se limitaron a pasar los textos del rumano al español o del español al inglés. El concurso se celebró al mismo tiempo en 289 colegios e institutos de toda Europa y participaron hasta 1.451 alumnos.

Para Amalia Baicu la traduc­ción al español no resultó nada compleja, puesto que el rumano es su lengua natural. Sin embar­go, la joven estudiante del Gran Capitán reconoció que estudiar la carrera de Traducción e Inter­pretación no está dentro de sus planes, ya que se siente más incli­nada hacia las diplomatura de Empresariales o Magisterio. A pesar de ello, consideró que el concurso «es una oportunidad de aprender más».

Eduardo Gañán fue otro de los estudiantes que participó en el concurso y eligió traducir el texto de español a inglés. El joven, que aspira a estudiar Medicina cuan­do concluya segundo de Bachille­rato, aseguró que la prueba tam­poco había sido demasiado difícil, aunque tuvo que utilizar el diccionario para resolver algunas dudas. Y es que, según explicó la profesora de Idiomas del centro, lo más complicado de la prueba fueron las expresiones y las frases hechas españolas, tales como «Europa por los cuatro costados» o «el alma por los suelos».

No será hasta el mes de febrero cuando la Dirección General de Traductores de la Comisión Euro­pea de a conocer el nombre del ganador, uno por cada Estado miembro. El premio que recibirán los mejores traductores será un viaje con todos los gastos pagados a Bruselas, ciudad donde se cele­brará la ceremonia de entrega de los galardones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.