Convivencia escolar

Conocimos hace prácticamente un año el avance de los resultados del Estudio Estatal sobre la convivencia en la ESO, que podéis descargar en formato pdf cliqueando sobre él, realizado desde el Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, creado hace más de dos años ya. En él participaron casi todas las comunidades españolas y es un documento de interés para situarse en este terreno y en cómo abordar las situaciones para mejorar el tratamiento de esta problemática. Algunos de los titulares que podíamos leer en el mismo eran los siguientes:

  • El 80,2% del alumnado interviene para detener situaciones violentas o cree que debería hacerlo.
  • Sin embargo, un 3,8%de estudiantes ha sufrido a menudo o muchas veces acoso en los dos últimos meses, y un 2,4% ha sido acosador.
  • El 82, 1% de los profesores se siente orgulloso de su trabajo y el
    71,4% considera que puede crear con facilidad un clima agradable
    de trabajo

Participaron en el estudio 6.175 profesores y 23.100 alumnos de más de 300 centros educativos.

Hace pocos días tuvimos noticia desde Ciencia Directa  de otra investigación, llegada desde la Universidad de Granada, y realizada en colegios de esta provincia y de Portugal entre escolares de 11 a 16 años. Se trata de la tesis doctoral de Mª Jesús Caurcel, del departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. Nos da una visión algo más negativa del asunto con los siguientes titulares destacados:

  • El 21,5% de los escolares es indiferente a la violencia.
  • Los escolares ven a las víctimas de bullying como “personas pasivas y socialmente incompetentes”, y a los agresores como “personas fuertes, valientes y extrovertidas”.
  • Existe la visión generalizada de que se trata de “algo que ocurre desde siempre y que va a continuar”
  • Estos incidentes son frecuentes en el 55% de las escuelas estudiadas, ya sean públicas, privadas o concertadas; y de procedencia lusa o española.
  • Las tasas de incidencia apuntan a un 7,3% de víctimas, un 8,5% de agresores y un 84,1% de espectadores, que son aquéllos que presencian los incidentes sin decantarse por ninguno de sus protagonistas.
  • La investigación muestra que las chicas, “más sensibles”, critican estas actitudes y se identifican con las víctimas. En cambio, la mayoría de los niños opina que las víctimas “deberían avergonzarse y sentirse culpables”.

En este otro enlace tenéis la misma noticia en diferentes medios y algunas otras relacionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.