Muerte de un centro tic

José Ramón nos informa de una curiosa esquela mortuoria:

El centro TIC del CEIP SAN WALABONSO

de Niebla (Huelva) ha muerto.

 

Aquí yacen los restos del que fuera Centro TIC desde el año 2003.

 

La poca productividad de material didáctico por parte del profesorado y el bajo nivel de aprovechamiento por parte del alumnado parecen que han sido las causas del fatal desenlace.

 

Nada tuvo que ver el que ya no tengamos asistencia técnica para la reparación de los obsoletos equipos con 6 años. Nada tuvo que ver el nulo mantenimiento de la deficiente instalación eléctrica y de la deteriorada instalación de los cables de datos. Nada tuvo que ver la pésima conexión que le proporcionaba IBERBANDA.

 

Se mantuvo como pudo gracias a los esfuerzos del CAU-TIC y del CGA por reanimarlo, pero al final se murió.

 

Ante esta situación de abandono (ni el ISE, ni la Delegación, ni la Consejería quieren saber nada de nosotros) el pobre se murió.

 

Toda la comunidad educativa de este centro ruega una oración por su alma.

 

R.I.P.

 

RequiescanTICpace.

Sabíamos del desánimo e incluso solicitud de devolución del proyecto tic de otros centros andaluces por la situación de abandono y ausencia de soporte técnico, pese a los esfuerzos del CGA, y de infraestructuras de red y conectividad muy limitadas que padecen con Iberbanda. Sin embargo, este caso del CEIP San Walabonso es especialmente doloroso. Cualquiera con un mínimo conocimiento del ámbito de las tic y la educación conoce al coordinador tic de este centro, Fernando García Páez. De hecho, este centro de Primaria se ha constituido, por méritos propios, en modelo de buenas prácticas educativas que incorporaban las tic. Si Fernando García Páez no ha visto otra opción que trasladar a la opinión netpública la grave situación por la que atraviesan, estamos seguros – nadie puede dudarlo- de que la causa no es la que, irónicamente, pero con amargura, explican en la primera parte de la esquela: el desaliento de los maestros y el desinterés de los alumnos.

Y lo que no llego a comprender es cómo el nuevo proyecto estatal de Escuela 2.0 recientemente anunciado no parece haber aprendido de los errores de proyectos de comunidades como el andaluz. Digitalizar el sistema educativo no consiste únicamente en dotar de máquinas a los alumnos y/o a los centros. Jordi Adell difundía hace unos días un vídeo sobre un proyecto de incorporación de la tecnología a la educación en Uruguay, el Proyecto Ceibal,  que en poco (en nada) se parece a lo anunciado (o ensayado en Andalucía) hasta ahora:

Documental Plan Ceibal from Damian Montans on Vimeo.

Los uruguayos, a juzgar por el vídeo, entienden que el Proyecto sólo puede tener éxito si se apoya en los tres vértices de un triángulo interconectado:

a) Ordenadores. Las máquinas que han adquirido son las del proyecto OLPC. Al parecer, en el proyecto estatal el software será propietario, no libre.

b) Internet. Es muy notable el esfuerzo que han realizado para dotar de una infraestructura de redes adecuada a todos los centros educativos del país. Para ello, han tenido que recurrir a diferentes tecnologías para el acceso a Internet: ADSL, 3G, satélite…

c) Formación de los profesores y desarrollo de contenidos educativos. También  en Ceibal han decidido que los contenidos educativos sean libres, a diferencia de lo que -parece- sucederá en España, dado que los contenidos desarrollados por las editoriales comerciales dispondrán de un sistema anticopia.

¿Qué ha fallado en el caso del CEIP San Walabonso? Como nuestro instituto, el CEIP San Walabonso es un centro tic de la primera convocatoria de 2003 por lo que, como damos por sentado que la formación de profesores y desarrollo de contenidos educativos digitales impulsados por Fernando García Páez era algo ya consolidado en este colegio, no se ha tenido en cuenta que es necesaria una adecuada infraestructura de red y mejora de conectividad, así como un indispensable servicio técnico de mantenimiento, soporte y renovación de equipos (son máquinas con 6 años de servicio) para la continuidad de un proyecto tic.

¿Cuántos centros tic más tendrán que declararse extintos para que la administración educativa andaluza desarrolle sus funciones de planificación, organización y ritmo de aplicación en un proyecto de este tipo?

Entradas relacionadas:

Actualización 23-5-09. En la mañana de hoy Fernando García Páez ha retirado la esquela que ilustra esta entrada y escribe ahora:

Estimados compañeros y compañeras:

Creo que es conveniente modificar temporalmente el contenido de esta página porque la idea de la “esquela” era sencillamente la de llamar la atención para solucionar los problemas de conectividad, sostenibilidad y mantenimiento.

Nuestro Colegio empezó su andadura como Centro TIC en el año 2003 junto con otros cuarenta y nueve centros. Esta fue la primera convocatoria, por lo tanto también hemos sido los primeros en llegar a esta situación a la que espero se le busque una solución rápidamente.

Esperamos y deseamos que su mensaje haya surtido los efectos oportunos en aquellos a quienes correspondía atender su desesperada demanda.

4 thoughts on “Muerte de un centro tic

  1. Noticias así no salen en la prensa. Eso es lo malo que los medios dan eco a propuestas vacuas y poco meditadas (¿a quién se le ocurre regalar los portátiles a las familias y no a los centros?).
    Lamento la noticia.

  2. Pingback: TICágora » Plan Ceibal

  3. Pingback: Crónica de una costura: recortes, añadidos y remiendos « Apuntes de Mar

  4. Pingback: Tristemente insostenible (actualizado) | Aníbal de la Torre - Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>