Almuerzo de Navidad y Jubilaciones de Benito Vaquero y Paquita Díaz

El pasado 18 de diciembre, en el Hotel Alfaros, celebramos nuestro ya tradicional almuerzo de Navidad y también las jubilaciones de nuestros compañeros Benito Vaquero y Paquita Díaz.

Tras los aperitivos que tomamos en el bar situado frente a la zona de recepción del hotel y una vez en el restaurante, antes del almuerzo, rompiendo de nuevo el protocolo o más bien con el protocolo propio que hemos creado, se dio paso a los distintos discursos dedicados a nuestros homenajeados.

No es fácil resumir ni poner en valor en unas pocas palabras las carreras profesionales de nuestros compañeros pero consideramos que los distintos intervinientes consiguieron, como mínimo, añadir al acto un grado de emotividad más al que ya se percibía en el ambiente y expresar el afecto que los compañeros que se despedían se merecen.

En primero lugar tomó la palabra nuestro Director Juan Rivera, que abrió el acto y dedicó unas palabras a agradecer la labor de Paquita, todos ese trabajo de conserjería que sin duda requiere grandes dosis de paciencia, esfuerzo y dedicación durante tantos años. A continuación, Paquita respondió con agradecimiento las palabras de Juan y el cariño mostrado por el Claustro de nuestro centro.

Posteriormente, Matías Regodón habló de su amistad con Benito Vaquero forjada a lo largo de años de trabajo en común, especialmente en el ámbito de las actividades complementarias y extraescolares. Del mismo modo, Rafael del Castillo expresó su satisfacción por haber compartido con Benito también horas de trabajo y dedicación como pioneros en el ya largo camino que se abrió con el uso de las TIC como herramienta educativa.

También son estrechos lazos de amistad con Benito, creados a partir de múltiples experiencias comunes a lo largo de tantos años de docencia compartida, los que quisieron destacar tanto Manolo Blanco por un lado como Miguel Osuna por otro.

Maribel Luque se sumó a los compañeros que quisieron rendir su pequeño homenaje con unas emotivas palabras y Juan Rivera encomió la labor de Benito como docente y su significado para el IES Gran Capitán además de algunas de sus virtudes personales como su integridad y humanidad.

Finalmente Benito Vaquero cerró las distintas intervenciones con un discurso cargado de emoción que no en todo momento pudo ser reprimida, emoción expresada no solo en el contenido de su discurso sino también en la elocución del mismo.

Cerramos el acto con la entrega de un recuerdo de nuestro centro además de sendos regalos de los compañeros y compañeras del Claustro.

Por último, volvemos a desearles a Benito Vaquero y Paquita Díaz una feliz nueva etapa en sus vidas, llena de nuevos proyectos e ilusiones. Nos consta que ya empieza a ser así.

 

DACE Y VICEDIRECCIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.