Día de Andalucía y flamenco

El miércoles, 27 de febrero, a 5ª y 6ª hora, los cuartos de ESO pudieron disfrutar de una charla didáctica, teórico-práctica, sobre flamenco, impartida por D. Miguel Osuna, profesor de Latín y Griego de nuestro instituto.

El ponente nos sorprendió, iniciando su charla con una audición del himno andaluz, por alegrías.

Como buen conocedor del flamenco y de la filología clásica, nos hizo saborear el origen de nuestro reciente “Patrimonio Universal”, remontándose a los fenicios, cretenses y latinos, con utensilios, complementos y peinados, que luego se han hecho imprescindibles en los cantaores y bailaoras flamencos.

Pudimos aprender, a través de las audiciones que jalonaron su charla, a valorar un patrimonio ancestral que se renueva constantemente, ya sea escuchando un “Verde que te quiero verde”, de Manzanita, o una copla de Camarón, acompañado por Paco de Lucía.

Tocó Miguel muchos palos: ¿Qué provincia andaluza canta mejor?; etimología de la palabra “gitano” que es quien mejor, a su juicio, interpreta el flamenco; innovación musical de Caracol, incluyendo el órgano como instrumento acompañante; cantaores flamenquitos y cantaores puristas; revisión de “La Salvaora”, desde Caracol a la Paquera o el recién publicado disco de Mercé; etc.

La primera parte de su exposición concluyó con un fragmento de la película “Flamenco”, de Carlos Saura, con la invitación de que la viéramos completa, pues es un documento irrepetible en nuestra trayectoria flamenca andaluza.

La segunda parte fue una demostración práctica de toques y cante, por parte de alumnado de nuestro instituto; en un principio contábamos con más intérpretes, pero finalmente actuaron cuatro personas.

Luis Serrano, de 2º A de Bachillerato, tocó la guitarra por soleás, fandangos y alegrías.

Ana Trenas a la guitarra, Yoana Espejo al cante y José Luis Rodríguez a las palmas, los tres de 4º A, interpretaron algunas alegrías de Niña Pastori.

Todos ellos hicieron las delicias del inquieto público que acudió al Salón de Actos.

El sonido y las luces, cortesía de Yosua de Torres, como siempre.

Fue un tiempo de deleite y de aprendizaje, como la expresión latina nos recuerda.

Gracias a Miguel, a los artistas y al duende del flamenco, que hizo posible este encuentro.

DACE y Vicedirección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *